En el interior de nuestros productos

La clasificación de las sustancias CMR

CMR significa Carcinógeno, Mutágeno y Reprotóxico. Define una categoría de sustancias químicas particularmente peligrosas en su estado puro, que solas o en mezclas pueden causar efectos nocivos para los humanos.

¿Qué es la clasificación CMR?

El reglamento REACh (Registration Evaluation Authorization of Chemicals) de la Unión Europea tiene como objetivo proteger la salud humana y el medio ambiente contra los riesgos asociados a las sustancias químicas. En este contexto, el reglamento CLP (Classification, Labelling, Packaging) define reglas para la clasificación y etiquetado de sustancias y mezclas químicas; estas reglas se basan en las recomendaciones de las Naciones Unidas. En concreto, permiten proteger la salud de las personas que deberán manipular estas sustancias en la realización de su trabajo.

Estos términos están definidos por la Reglamentación:

-    Carcinógeno (C) califica sustancias o mezclas que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, pueden provocar cáncer o aumentar su frecuencia.
-    Mutágeno (M) califica sustancias o mezclas que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, pueden producir anomalías genéticas hereditarias o aumentar su frecuencia.
-    Reprotóxico (R) califica sustancias o mezclas que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, pueden producir o aumentar la frecuencia de efectos nocivos no hereditarios para la descendencia o afectar las funciones reproductivas.
 

Las sustancias CMR se clasifican en su estado puro (y por lo tanto sin diluir), de acuerdo con tres categorías de efectos: CMR1A (efectos probados), CMR1B (efectos presuntos), CMR2 (efectos sospechosos).

europe

¿Cuál es la aplicación para los productos cosméticos?

El Reglamento Europeo de Cosméticos (n°1223/2009), que se encuentra entre los más estrictos del mundo, ayuda a proteger la salud de los consumidores. Prevee la prohibición de sustancias clasificadas como CMR en productos cosméticos, salvo en determinados casos:

En el caso de las sustancias CMR2: algunas son autorizadas cuando han sido evaluadas como seguras por el CSSC (Comité Científico para la Seguridad del Consumidor) en condiciones específicas de uso.

En el caso de las sustancias CMR1: algunas están autorizadas cuando también han sido evaluadas como seguras por el CSSC, además de otras condiciones para garantizar la seguridad del consumidor, como su seguridad de uso demostrada en alimentos y la no sustitución posible por una o más alternativas técnicas aceptables.

Desde 2004, solo 10 de las casi 1.000 sustancias CMR han obtenido una exención para su uso en productos cosméticos, teniendo en cuenta su rendimiento técnico, eficacia y uso histórico seguro confirmado por una evaluación de riesgos. Entre estas sustancias, se ha concedido a la industria cosmética el uso controlado de determinados conservantes o disolventes que además de ser esenciales en la formulación su exposición no tiene consecuencias para la salud humana.

Fuera de Europa, las regulaciones no tienen disposiciones similares para las sustancias CMR. L'Oréal aplica las restricciones de la normativa europea para el uso de estas sustancias CMR en todo el mundo donde se comercializan sus productos. Sea cual sea su composición, nuestros productos se someten sistemáticamente a una estricta evaluación de su calidad y seguridad para los seres humanos y su impacto en el medio ambiente. Este es un principio fundamental que se aplica a todos nuestros productos.

Descubre

Las últimas noticias

Aquí puedes ponerte al día de las últimas noticias sobre lingredientes.

  • La clasificación de las sustancias CMR

  • Rastros de impurezas y contaminantes

  • ¡Las nociones de natural y químico, la confusión de géneros!

  • Los sellos, ¿qué son y para qué sirven?

  • Bebés, niños y mujeres embarazadas: necesidades específicas

  • Apps de belleza

  • La composición de nuestros productos: nuestro saber hacer

  • Los disruptores endocrinos

  • La seguridad de nuestros productos: nuestra principal prioridad

  • La calidad en el corazón de nuestros productos

  • Los metales pesados

  • Nuestros métodos alternativos a la experimentación con animales

  • El cumplimiento de la reglamentación sobre productos cosméticos