FILTROS SOLARES

¿Qué son los filtros solares?

Los filtros solares son ingredientes imprescindibles que protegen la piel de los efectos nocivos del sol y previenen los riesgos de cáncer de piel, como el melanoma, así como las quemaduras solares, el envejecimiento prematuro de la piel o incluso la aparición de manchas.
Los filtros orgánicos absorben los rayos UVA y UVB, mientras que los filtros minerales reflejan sobre todo los UVB y menos los UVA.
Cada filtro solar asegura una protección específica, por ello las cremas solares o de fotoprotección diaria (crema de día con factor de protección) la mayoría de las veces están compuestas de una asociación de filtros para asegurar la protección más amplia.

crème

Para encontrarlos en los productos figuran en la lista de ingredientes en el envase con el nombre, por ejemplo, de  “Terephthalydene dicamphor sulphonic acid” o “Drometrizole trisiloxane” para nuestros mexoriles,  "octocrylene", o "bis-ethylhexyloxyphenol methoxyphenyl triazine" para el Tinosorb S en el caso los filtros orgánicos y  "titanium dioxide" o "zinc oxide" en el de estos filtros minerales.

¿De dónde proceden?

Los filtros solares están constituidos de compuestos minerales procedentes de rocas que marchas los rayos UV o compuestos orgánicos transformados con un alto contenido en carbono que absorben los rayos UV.

¿Para qué se utilizan?

Los filtros solares se utilizan en especial en los productos solares y de cuidado para proteger la piel de los efectos nocivos del sol.

sun filter
  • Los filtros solares previenen los riesgos de cáncer de piel, protegiendo la piel de la radiación UVA y UVB.

  • Protegen de las reacciones cutáneas y de las quemaduras solares.

  • Protegen la piel del envejecimiento prematuro impidiendo a los UVA que penetren con más profundidad en la piel.

¿Por qué están cuestionados?

A algunos filtros orgánicos se les acusa de provocar alergias y a otros se les señala como disruptores endocrinos. Los filtros minerales, cuando se encuentran en forma nanométrica, se les acusa de franquear las barreras biológicas (mucosas o piel), de difundirse en el organismo y de provocar ciertos tipos de cáncer. Además, a los filtros solares se les acusa en ocasiones de tener un impacto sobre el medioambiente y en especial de contribuir al blanqueamiento de los corales.

Los hechos:

● Los filtros solares no son disruptores endocrinos según la definición de la Organización Mundial de la Salud, cuyo papel es dirigir y coordinar la salud mundial en el seno de las Naciones Unidas.

● En forma nanométrica, son seguros, como lo ha confirmado el Comité Científico para la Seguridad de los Consumidores (CSSC) de la Comisión Europea, y no atraviesan la barrera cutánea. 

● Finalmente, existe un debate sustancial sobre que contribuyen al blanqueamiento de los arrecifes de coral. Un número abrumador de científicos del clima han atribuido el blanqueamiento de los corales principalmente al aumento de la temperatura de los océanos, que está ligado al calentamiento global. Las causas secundarias son la sobrepesca, la mala depuración de las aguas residuales urbanas o incluso la escorrentía de las aguas sobre las supercifies agrícolas que contaminan los embalses.

¿Qué usos tienen en nuestros productos?

  • Utilizamos filtros solares en los productos en los que son necesarios para proteger la piel contra los efectos nocivos del sol (cáncer de piel, quemaduras solares, envejecimiento prematuro de la piel o aparición de manchas).

    Una aplicación regular de crema solar permite mantener los efectos de los filtros solares en la piel. Desarrollamos así texturas y modos de aplicación (sprays, brumas…) que animan a los consumidores para que los utilicen y los reapliquen tan a menudo como sea necesario.

  • Elegimos siempre una combinación y una cantidad de filtros que aseguren a la vez una protección y una tolerancia óptimas, acompañadas de un impacto medioambiental mínimo.

    Todos nuestros productos se someten a una evaluación estricta de calidad y seguridad tanto para las personas como para el medio ambiente, antes de su comercialización. Este es un principio fundamental que aplicamos en cualquier lugar del mundo donde se venden nuestros productos.

  • Desde hace más de 20 años, nuestro laboratorio de investigación medioambiental trabaja para comprender y seguir mejorando el impacto de nuestros productos solares en el entorno acuático. 

    Para beneficiarse de los últimos avances científicos, colaboramos con equipos de investigación de excelencia como el Centro Científico de Mónaco, el CRIOBE y la FundaciónTara. De hecho, el Centro Científico de Mónaco y L’Oréal Investigación & Innovación recientemente han publicado sus trabajos sobre la ausencia de efectos nefastos de los filtros UV sobre la actividad fotosintética de los corales.

OTROS INGREDIENTES