CONSERVANTES

¿Qué son los conservantes?

Los conservantes son sustancias de origen natural o sintético cuyo papel principal es prevenir el desarrollo de microbios (bacterias y hongos). Son muy utilizados para prevenir la contaminación microbiana de los alimentos, medicamentos o productos cosméticos.

Preservative

Los parabenos y el fenoxietanol son ejemplos de conservantes.

¿De dónde proceden?

Los conservantes son en su mayoría sustancias sintéticas de diferentes familias químicas (aldehídos, parabenos, fenoxietanol o ácidos orgánicos). 

También pueden ser de origen natural transformados químicamente (por ejemplo: ácido benzoico o salicílico).

¿Para qué se utilizan?

La industria cosmética utiliza conservantes en los productos que lo necesitan para garantizar la protección microbiológica del producto y, en consecuencia, asegurar la seguridad del consumidor. Un producto cosmético mal protegido y contaminado, utilizado por ejemplo en el contorno de los ojos o en la piel, puede causar riesgos como irritaciones o infecciones

Preservative
  • Imprescindibles para proteger ciertos cosméticos de la contaminación microbiana posible durante la fabricación o la utilización repetida por el consumidor.

  • Los cosméticos, a diferencia de los alimentos perecederos, tienen una duración de vida larga (de 6 a 24 meses después de la apertura) y se conservan a temperatura ambiente.

¿Por qué están cuestionados?

A menudo se les acusa de provocar alergias, de desempeñar un papel en la aparición de ciertos tipos de cáncer y se les señala como disruptores endocrinos. 

Los hechos:

● El número y la concentración de conservantes que se pueden utilizar en los productos cosméticos son muy limitados y están estrictamente regulados por numerosas reglamentaciones internacionales.

● Los datos de seguridad de estos conservantes se reexaminan con mucha regularidad por parte de los expertos científicos de las autoridades sanitarias internacionales, con el fin de tomar en consideración los estudios más recientes.

● Las concentraciones que se pueden utilizar en los productos cosméticos pueden ajustarse en ese momento con el fin de descartar los impactos potenciales sobre la salud del consumidor.

¿Qué usos tienen en nuestros productos?

  • Utilizamos un número muy limitado de conservantes elegidos para ciertas categorías de productos cosméticos. Sus concentraciones se determinan de forma rigurosa para asegurar el nivel justo de protección microbiológica del producto, respetando de manera estricta las reglamentaciones internacionales, mientras se minimiza el riesgo de contaminación para el consumidor.

  • Utilizamos conservantes diferentes. Si se utilizaran los mismos conservantes en todos los productos, esto conllevaría a un aumento de la exposición y por ello un riesgo de alergia para el consumidor.

  • Los conservantes utilizados en los productos ecológicos pueden ser de origen natural y químicamente transformados. Utilizamos ya algunos en nuestros productos, pero, teniendo en cuenta su potencial alergizante intrínseco (mayor riesgo de dermatitis de contacto), buscamos obtener más datos antes de utilizarlos a escala más grande. Además, sus características específicas hacen que no puedan utilizarse en todos los tipos de formulaciones.

    Estamos desarrollando más envases específicos y formulaciones nuevas invulnerables a la contaminación microbiológica.

OTROS INGREDIENTES